Industria de Retail: Cómo subir el nivel de tu estrategia de seguridad de aplicaciones

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

No es ningún secreto que el comercio minorista ha estado en medio de una transformación digital masiva en los últimos años, impulsada en gran medida por el software y la tecnología emergentes, ya que los compradores buscan nuevas experiencias, un mayor nivel de comodidades y emocionantes beneficios y recompensas basados ​​en la lealtad.

Debido a las circunstancias actuales, esto se ha ampliado aún más, lo que ha obligado a muchas marcas a trasladar sus operaciones de la tienda al mundo totalmente online.

Este cambio de la noche a la mañana hacia la dependencia del comercio electrónico afecta a todos los departamentos dentro de las organizaciones minoristas, especialmente a TI y seguridad.

Mientras los equipos de marketing y ventas trabajan para atraer a los consumidores a comprar y gastar en línea, los profesionales de TI trabajan arduamente para garantizar que los cimientos de la tecnología respalden una experiencia de usuario de primer nivel.

Con la alerta emitida por parte de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) de Estados Unidos de que los ciberdelincuentes malintencionados estaban utilizando la pandemia para realizar ataques oportunos, los equipos de seguridad y los desarrolladores de software en particular deben mostrar un nivel de urgencia para proteger la seguridad y la privacidad de los usuarios al interactuar con aplicaciones para la industria del Retail que permiten el negocio a la distancia.

Teniendo esto en cuenta, para proteger sus aplicaciones y software, los minoristas y los equipos de desarrollo deben colocar la seguridad al frente de sus operaciones. Aquí hay tres pasos para hacer precisamente eso:

1. Implementar prácticas de codificación seguras y capacitación en concientización sobre seguridad.

Es importante brindar capacitación especial para desarrolladores y personal de seguridad, y tomarse el tiempo para abordar la causa raíz de muchos problemas de seguridad relacionados con el software: la falta de conciencia acerca de la seguridad.

Esto se puede lograr de varias maneras, pero una de las tácticas más efectivas es aumentar los programas educativos para la codificación segura.

Hay que utilizar componentes interactivos y gamificados para mantener a los desarrolladores de aplicaciones y software comprometidos y entretenidos, y brindar lecciones en ráfagas breves y frecuentes para mantener la seguridad como una prioridad en tus operaciones diarias.

En términos más generales, hay que abordar la seguridad en toda la organización, señalando las mejores prácticas de seguridad para mantenerse a salvo mientras se encuentra a distancia. Al final del día, la seguridad es tarea de todos, no solo de unas pocas personas.

2. Integrar y automatizar la seguridad a lo largo de todo el ciclo de vida del desarrollo de software (SDLC).

La tarea de proteger las aplicaciones minoristas solo se puede lograr con éxito al  desarrollarlas en un SDLC seguro.

Mediante el uso de herramientas para realizar Pruebas de Seguridad de Aplicaciones relevantes (por ejemplo, Análisis de Composición de Software y pruebas de seguridad de aplicaciones estáticas) integradas en las etapas de desarrollo y unificadas con DevOps, las vulnerabilidades se pueden erradicar temprano.

Esta es una estrategia necesaria, rentable y amigable con los recursos. Si esto se siente abrumador, podría ser un buen momento para comunicarse con un socio o consultor de seguridad que pueda ayudar a preparar un plan para mejorar la postura de seguridad general de su organización y priorizar lo que debe abordarse primero.

3. Cerrar la brecha de seguridad entre departamentos.

La seguridad suele ser una idea de último momento para otros departamentos, especialmente una vez que las aplicaciones se implementan o actualizan después de la implementación.

No hay duda de que la velocidad a la que se produce el desarrollo se está moviendo muy rápidamente para mantenerse al día con la demanda de los consumidores, por lo que la seguridad puede convertirse en una ocurrencia tardía.

Esto se debe a que muchos desarrolladores sienten que ralentiza el ciclo de lanzamiento de software nuevo.

Sin embargo, esta es una visión arcaica. Cuando las pruebas de seguridad de aplicaciones se integran desde el principio, pueden ayudar a los desarrolladores a crear su software de forma mucho más rápida y segura. Si bien la velocidad es la clave, la seguridad reina.

A medida que los minoristas digitalizan sus negocios en respuesta a los últimos desafíos, también es importante considerar los riesgos de seguridad al hacerlo.

Es importante implementar un enfoque proactivo para las estrategias de desarrollo de aplicaciones, incorporando la seguridad desde el principio.

Hay que reducir la brecha entre los departamentos para asegurarse de que la seguridad se convierta en un esfuerzo cohesivo en toda la organización.

Según IDC, las inversiones en tecnología minorista seguirán reflejando los esfuerzos de transformación digital a medida que los minoristas reasignen el presupuesto y reduzcan el gasto en establecimientos físicos.

Además, la capacidad para adaptarse al entorno actual de hoy será una receta para el éxito en un panorama minorista que cambia rápidamente. Tener una estrategia de seguridad integral es una pieza fundamental del rompecabezas.

Con las herramientas y la tecnología adecuadas que ayudan a centrarse en las prácticas de codificación seguras y la creación de un SDLC seguro, los minoristas pueden estar en camino de crear una experiencia de compra segura y optimizada.

Proteje mejor tu organización hoy, gratis

Descarga KICS y proteje tu IaC, tus API y toda tu organización de fallas y configuraciones incorrectas.